Con una licenciatura en biología de la Universidad de Murcia y otra en enología de la Universidad de Miguel Hernández, en 2015, Víctor se unió a Bodegas Lleiroso. Su esfuerzo y dedicación no solo le hicieron crecer profesionalmente, sino que también impulsaron el desarrollo de la bodega. En esta casa de trato cercano y evolución constante, prevalece un enfoque artesanal orientado exclusivamente hacia la producción de vinos de calidad.